Bidatek se introduce en Brasil con la instalación de varias depuradoras

La empresa donostiarra Bidatek, ha participado en la instalación de estaciones depuradoras para un grupo importante de empresas lácteas brasileñas y ha abierto en Porto Alegre una oficina técnica para asistir y mantener sus instalaciones en ese país.

Bidatek, empresa con sede en San Sebastián, que ofrece soluciones innovadoras para el tratamiento de efluentes industriales y urbanos – en particular, en el ámbito de la industria agroalimentaria y en pequeños municipios -, ha logrado introducirse en Brasil con su participación en la instalación de varias depuradoras para un grupo importante de empresas lácteas del país carioca.

Concretamente, ha desarrollado en los estados brasileños de Rio Grande do Sul, Santa Catarina y Pernambuco proyectos de depuración en plantas con capacidad para el procesamiento de entre 50.000 y 250.000 litros de leche, para la fabricación de queso, leche UHT, yogur y leche en polvo.

Además, para consolidar su presencia en Brasil, la empresa guipuzcoana abrió el pasado mes de diciembre en Porto Alegre (Rio Grande do Sul) una oficina técnica desde la que ofrece asistencia a las empresas y organismos que cuentan con una de sus instalaciones.

Especialista en el sector del agua y con amplia experiencia en la industria alimentaria, Bidatek construye estaciones depuradoras de aguas residuales equipadas con una innovadora tecnología propia, particularmente indicada para las industrias lácteas, queserías, cárnicas y bodegas, y pequeños municipios.

Según destaca la compañía, esta nueva tecnología encaja muy bien con las necesidades de Brasil, ya que las especificidades que se buscan tienen que ver con una tecnología extensiva de muy bajo coste, condiciones que cumple la tecnología vermifiltro BIDATEK®. En Brasil, este sector cuenta con grandes expectativas de crecimiento y dispone de terreno para la instalación de este tipo de sistemas.

La empresa fue creada en 2007 con el objetivo de comercializar la tecnología vermifiltro BIDATEK® para el tratamiento de aguas residuales de la industria agroalimentaria, así como de aguas de origen urbano. En el sector industrial, ha instalado depuradoras en las queserías Dorrea (Idiazabal) y Larra (El Roncal) e Iztueta Esnea (Gipuzkoa), así como en la empresa cárnica Morcillas Carcedo de Errenteria y en la empresa de acuicultura Breen de Hondarribia.

En el ámbito del tratamiento de aguas residuales, además del diseño y construcción de estaciones depuradoras, Bidatek ofrece también equipamientos de tratamiento primario y equipos de filtración, así como consultoría y asesoría para la solución y optimización de las plantas residuales, una actividad que se está reforzando notablemente.

Para Borja Vallina, uno de los socios de la compañía, la tecnología vermifiltro BIDATEK® está indicada para los pequeños municipios, con presupuestos más reducidos y menor población. El último ejemplo en instalar este sistema ha sido la localidad guipuzcoana de Alkiza, pero Vallina espera que la tecnología atraiga a más pequeñas poblaciones para que puedan cumplir con el objetivo de la Unión Europea de dotar, antes de 2015, a todos los municipios de menos de 2.000 habitantes de un sistema para tratar las aguas.

En el ámbito del tratamiento de aguas residuales, además del diseño y construcción de estaciones depuradoras, Bidatek ofrece también equipamientos de tratamiento primario (DAF, DAR, clasificador de arenas…) y equipos de filtración, así como consultoría y asesoría para la solución y optimización de las plantas residuales, una actividad que se está reforzando notablemente.

Un original tratamiento

La innovadora tecnología vermifiltro BIDATEK®, válida para la depuración de aguas residuales tanto de origen industrial como urbano, se basa en el tratamiento biológico de las aguas mediante lombrices, con una excelente eficiencia en la eliminación de la materia orgánica. El sistema, originariamente desarrollado por una empresa chilena, consiste en un tanque relleno de diferentes capas orgánicas filtrantes y lombrices; el efluente atraviesa los lechos filtrantes, en los que queda retenida la materia orgánica; esta materia orgánica es degradada por las lombrices, convirtiéndose en humus. Se trata de un sistema ecológico, eficiente y con bajos costes de operación: no genera lodos inestables, no son necesarios reactivos químicos, y tiene un reducido gasto de mano de obra y de mantenimiento de los equipos; además la estación depuradora puede generar un ingreso por la venta del excedente de lombrices y el humus que produce, que puede utilizarse como abono y fertilizante.

Por otro lado, las estaciones depuradoras de aguas residuales con lombrices son capaces de soportar estacionalidades extremas en su operación, recuperando con facilidad su régimen nominal de trabajo. La operación de este sistema es sencilla, y no se requiere de personal altamente cualificado para el control y ajuste de la planta. La tecnología vermifiltro BIDATEK®, presentada por la empresa Biofiltro Chile, obtuvo recientemente el premio de Innovación en el concurso Clean Tech Open 2011, celebrado en California, entre más de 1.000 proyectos de emprendimiento en el área del Medio Ambiente.