Inauguración oficial de la nueva fábrica de Quesos Larra

El pasado 11 de enero se inauguró la nueva fabrica de Quesos Larra equipada con el sistema vermifiltro BIDATEK® para la depuración de sus aguas residuales. La instalación se ha diseñado para el tratamiento de 5 m3/día y se encuentra en funcionamiento desde el 20 de diciembre, fecha en la que comenzó la producción en la nueva fábrica.

Quesos Larra SL, firma radicada desde 1985 en locales del casco urbano de Burgui, estrenó su nueva sede en el parque empresarial del valle del Roncal. Es la primera empresa que abre aquí sus puertas. Ha invertido algo más de 2 millones de euros, y ha contado con 511.000 de subvención del Gobierno foral y fondos europeos Feader.

Las instalaciones, en obras desde febrero de 2010 y en las que se produce queso artesano desde diciembre, fueron inauguradas en un acto en el que participaron un centenar de personas, entre autoridades, vecinos del valle y amigos.

Quesos Larra emplea a 9 personas, y la dirigen los hermanos Miguel y Heliodoro Aznárez Lus, oriundos de Burgui. “Fue en origen una apuesta para intentar seguir viviendo en nuestro entorno privilegiado, y tras ver que el queso de pastor tradicional se estaba perdiendo”, destacó el primero.

La nueva industria suma 1.200 m2, y consta de planta productiva, oficinas y tienda. Como novedad, dispone de placas solares para calentar leche ahorrando combustible, y de la tecnología vermifiltro BIDATEK®, sistema de depuración de aguas residuales con lombrices que transforman un lecho de serrín en compost. La planta podrá ser visitada, como sucedía hasta ahora con la fábrica antigua.

Aumento productivo

Miguel Aznárez dijo sentirse “muy ilusionado” con las nuevas instalaciones, que podrían llevar a un aumento de la producción de un 20% en dos o tres años. “El proceso es ahora más eficiente, y se podrá tratar más leche”, señaló. A día de hoy producen 90.000 kg al amparo de la Denominación de Origen Queso de Roncal con 600.000 litros de leche de oveja de 16 productores.

“La temporada de más trabajo es de enero a agosto, cuando hay más leche, y debemos intentar que no pasen más de 48 horas desde el ordeño. Luego, el queso se puede vender a los 4 meses (semicurado), o a los 8 (curado)”, explicó.

“Exportamos el 18% de la producción a países como Estados Unidos, Gran Bretaña, Canadá, Japón, Alemania, Holanda, Rusia y, ahora ya, hasta el Líbano (Asia)”, expuso. “Muchas veces llegamos a un punto lejano por casualidad, por alguien interesado que nos lo propone”, dijo. Quesos Larra suma, además, once premios locales, nacionales e internacionales.

Por su parte, ya está en obras en el mismo polígono de Burgui el futuro aserradero de la firma Maderas Valle del Roncal. Se invertirán 2,8 millones con 1,1 de ayuda. Se traslada también desde el pueblo.

 

DESCARGAR NOTA DE PRENSA

 

ENLACES:

DIARIO DE NAVARRA: http://www.diariodenavarra.es